Proyecto DidácticoHorarios y PreciosCursosEl Taller del Patch

Qué hacemos

CompárteloFacebookGoogle+EmailLinkedInTwitter

PROYECTO EN EL TALLER

El desarrollo de capacidades como la creatividad, la expresividad, la observación, el trabajo en equipo, etc. y la posibilidad de trabajar apartir del arte los temas transversales como los que realizaremos en el Taller, hace de esta área una fuente inagotable de posibilidades y recursos para poder llevar a cabo un trabajo efectivo dentro del aula.
La Educación Artística también favorece los procesos de compresión, porque permite alimentar de manera racional el componente imaginario de los niños.
Para facilitar la correcta utilización de la imaginación, con el fin de incrementar su capacidad de concentración y favorecer la  resolución de problemas de cualquier área, es necesario estimularla imaginación en una dimensión en la cual el arte ofrece nuevas posibilidades de organización de las inteligencia.

La Educación Artística tiene como objetivo la enseñanza del arte.

10422525_1087090127987697_2481074020837074104_n

1975172_962832690413442_4901498522296125457_n

 
Sin embargo no debe centrarse únicamente en enseñar habilidades como el aprendizaje de las técnicas plásticas y visuales, sino también de los aspectos culturales. Al educar las actitudes estéticas se deben configurar actividades que además de conllevar la apreciación artística y la formación del gusto, introduzcan una visión abierta hacia los diferentes modelos culturales. Este es uno de los objetivos de nuestro taller.
 

 
El programa del Taller esta pensado por temas. Se caracteriza por una serie de proyectos que se ajustan a la edad y necesidades de los niños de acuerdo a las temáticas y sus procesos de creación.
 

11025944_1014734991889878_6365283382963281109_n10534669_1087090114654365_803220234259169489_n

 
Todos los ejercicios programados son importantes, no se debe de despreciar ninguna práctica que nos propongamos. Cada actividad pictórica tiene un valor en el proceso de maduración artística del alumno. A veces, en las cosas más sencillas podemos encontrar las experiencias más interesantes y fructíferas.

El propósito del curso, no es solo pintar cuadros correctos, o aprender recetas determinadas. El objetivo es aprender a “ver” o percibir las cosas que nos rodean no como normalmente las vemos sino como lo hacen los artistas experimentados.

El ejercicio del arte tiene, por si solo, valores de todo tipo. Podríamos citar su valor como relajante y ejercicio mental, como incentivador de la capacidad creativa, cognitiva y sensible, siendo un complemento para la persona, como cualquier otra actividad artística. También es destacable su capacidad para desarrollar la concentración.

¡EL TALLER SE MUEVE!

El Taller de Sara empieza a moverse y a salir del centro para trabajar con colegios y apuesta por la calidad sobre la cantidad. Durante unos días trabajamos con niños y niñas en la creación de una obra de arte. Se trata de transmitir a los alumnos y alumnas que el arte es un proceso muy complejo, que requiere tiempo, mucho más allá de una clase de 45 minutos.

Ofrece los proyectos didácticos y artísticos a colegios y asociaciones a los que presta sus contenidos y trabaja junto con el profesorado para ofrecerles aquellos recursos educativos que tengan que ver con el arte y el aprendizaje de destrezas artísticas en el aula.
Es importante incidir en la ‘arteducación’. Un concepto que surge de la suma de arte y educación como algo híbrido donde los límites entre arte y pedagogía son muy difusos. Y todo ello en el contexto de comunidad de aprendizaje en todas las direcciones. El estudiante debe concebirse como un productor de conocimiento que está al mismo nivel que el docente. Una clase tiene que entenderse como una producción cultural en sí misma.