CompárteloFacebookGoogle+EmailLinkedInTwitter

El taller de Sara

¡Bienvenidos a nuestro pequeño rincón con grandes proyectos!

El Taller de Sara, Centro de Arte abrió sus puertas en Septiembre del 2009 con el fin de crear un centro para todos aquellos niños, niñas, adolescentes y adultos que tengan la necesidad de expresarse a través del arte.

El Taller pretende conseguir que los niños canalicen su intuición y creen en libertad. La energía creativa y la buena dinámica del grupo son el resultado de fantásticos proyectos. Trabajamos desde un espacio en libertad, en el que todos los errores están permitidos. Desarrollamos los proyectos guiados por la idea de que el arte es un medio, no un fin, para crecer como personas.

En el Taller no hay cosas que estén bien o mal, ¡todo puede convertirse en algo estimulante!

¡No te olvides de visitar nuestra página de facebook y nuestro blog en continua actualización! ¡Para poder ver nuestro buen ambiente y sobretodo a nuestros pequeños artistas a pleno rendimiento!

http://www.facebook.com/pages/El-Taller-de-Sara/580601841969864

www.eltallerdesaracentredart.blogspot.com

Visitar ahora El taller de Sara

Ser Tallerista.

El tallerista es un artista que colabora en los contextos escolares y que tiene conocimientos pedagógicos. En la escuela infantil, la estética está a menudo asociada con algo decorativo para mostrar, ciertos productos, pero también es una parte importante de una estructura de pensamiento y debe estar presente en todas las materias en la escuela.

El artista comprometido con el mundo de la educación y la infancia debe participar de manera activa en el conjunto de un proyecto pedagógico. Trabaja en la dinamización de experiencias y propuestas artísticas que sirvan para observar, documentar e interpretar los procesos de conocimiento que los niños y niñas realizan en el contexto escolar. El taller nos concede descubrir el mundo plural e interpretativo de las zonas imprecisas del arte, ofreciendo riquezas de posibilidades combinatorias entre los lenguajes y las inteligencias no verbales. En el taller se recogen los momentos educativos extraordinarios que hay que rescatar, cosas que pueden pasar desapercibidas (y por lo tanto, desaparecen) si el adulto que está trabajando con niños y niñas no las fija a través de la recogida de documentación. El tallerista ayuda a observar y dar forma a todo aquello que es importante y que no debe pasar desapercibido.  

El tallerista desempeña un papel esencial, al igual que un director de orquesta, o un coreógrafo, tiene que saber hacia donde se dirige y debe conducir a los participantes a lo largo del taller a la vez que los libera, estimulándolos, marcando el ritmo y manteniéndolo para que puedan crear lo inesperado.